Pablo Und Destruktion – Predación

La evolución musical de un artista hace que su discurso se enriquezca para poder alimentar la metamorfosis natural que todos deberíamos seguir. Evolucionar y progresar es algo inherente a los seres vivos. Todo lo que no se rija por esta ley va contra natura. De este axioma humano se fundamenta parte del corpus musical del asturiano Pablo und Destruktion, que con su nuevo disco Predación (Sonido Muchacho, 2017) sigue avanzando por la turbulenta senda de su ser para encontrar la luz al final del camino, deconstruir su alma musical y poder entender la angustia de sentirse vivo.

Este credo siempre ha acompañado a Pablo. Posicionarse en el extremo de las cosas para poder contemplar toda su magnitud, para bien y para mal. Esta actitud extrema se transfiere a sus canciones y a sus actuaciones sobre el escenario. Esa impronta ha sabido plasmarse en este disco por Paco Loco, que recoge la esencia de los directos de la banda asturiana, sintiéndose como algo vivo.  Este es uno de los factores que desgarran y atraviesan nuestra percepción cuando su mensaje consigue calarnos.

Este nuevo trabajo de los asturianos plantea, según Pablo, el final de una etapa. A la par del desmorone de los valores político-sociales, Predación plantea el ocaso de los fundamentos del discurso que se habían planteado en sus tres primeros trabajos para resurgir e introducir nuevos elementos, siempre con el hilo conductor del amor como bálsamo, para salir de la tormenta y culminar la conversión. Una catarsis que consigue desde el plano personal, perdonándose a sí mismo y sus pecados, para trascender hacia nuevos horizontes. Esto es lo que marca la dinámica del comienzo del disco, con los temas “Preludio corintio” y “Puro y ligero”. La espiral laberíntica de Pablo und Destruktion se abre de nuevo.

Una vez metido en ella, uno siente el tormento y la asfixia de una lírica que intenta abrirse paso para entender los intrincados recovecos del amor y los misterios vitales, descomponiéndonos en el surrealismo político-social, un escenario donde la rabia y la incomprensión flotan en varios puntos del disco, como en el tema “Un salario social”. El compromiso social de Pablo Und Destruktion siempre ha estado ahí, unas veces claro y rotundo; otras, complejo y abstracto. Se agradece esto ante el momento que nos ha tocado vivir. Ese compromiso lo plasma con su visión poética de un mundo contradictorio que cada vez se entiende menos a sí mismo, desmoronándose alrededor nuestra, permaneciendo atónitos e impasibles ante ello. Qué reviente occidente, como dice en el tema “El enemigo está dentro”. Son tiempos extraños. A través de la psicodelia oscura, marca de la casa, y su sonoridad experimental, nos replegaremos en la abstracción de ciertos conceptos que consiguen inquietar y estremecer para escarbar en lo más profundo de nosotros mismos.

Esa inmersión  aparece de manera retrospectiva en la canción de folclore asturiano“A la mar fui por naranjas”, toda una reconversión como nana oscura que nos conduce a nuestra puerta del pasado para introducirnos en “En el mejor traje de seda”y sentir la piel de nuestros antepasados, como vínculo que hay que saber valorar para saber quiénes somos y de dónde venimos. El disco cierra con una apelación a la fraternidad y al valor de poder amar de los temas “Conquistarías Europa” y “Herejes”, para abrazar la comprensión de este mundo subjetivo por el que los asturianos seguirán surcando los intrincados renglones de nuestra existencia, como una de las bandas con una de las apuestas artísticas más interesantes dentro del panorama actual . La metamorfosis de Pablo Und Destruktion seguirá evolucionando hasta la siguiente parada de su inquieto espíritu. Lo estaremos esperando.

Post Author: Ruido Rojo

Ruido Rojo
Fanzine radiofónico sobre géneros y grupos poco ortodoxos. Buceo en las cloacas de internet para pescar piezas musicales. Ivvox Ruido Rojo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *