Las ‘monjas de la marihuana’ ya tienen documental

Estas hermanas viven en una granja en el condado de Merced, en el Valle Central de California, donde visten sus hábitos, meditan y rezan para sanar y ayudar al mundo como cualquier otra congregación religiosa, y además cultivan marihuana y la envían por correo para paliar el dolor del mundo. Son las Hermanas del valle, pero todo el mundo las conoce como las “monjas de la marihuana”. 

La hermana Kate, fundadora de esta peculiar orden, asegura que su santísima Trinidad es la planta de la marihuana, lo que no dice es que la hace tocar el cielo en un viaje de lo más espiritual. Llegó a California en 2008, tras vivir 10 años en Holanda, y le costó trabajo adaptarse al mundo rural. En aquella época ya cultivaba marihuana, pero lo hacía como parte de una cooperativa que cerró en 2013. De aquella experiencia aprendió mucho sobre los efectos curativos del cannabis.

Tras el cierre de la cooperativa, la hermana Kate empezó a barajar ideas sobre cómo aplicar sus conocimientos sobre las facultades curativas del cannabis. Decidió volcarse en el cultivo de la marihuana medicinal para elaborar productos con fines curativos, en el marco de una orden feminista que empoderase a las mujeres y volviera la mirada hacia la sabiduría de las comunidades nativas.

Lo que hacen las hermanas de la marihuana es cultivar la ‘bendita hierba’ de manera totalmente natural en un ambiente espiritual que consideran sagrado. Luego la procesan para elaborar un aceite medicinal que exportan.”Enviamos nuestros productos alrededor del mundo. El año pasado hicimos unos 700.000 euros”, explican. Por su puesto, ellas son las primeras en probar las bondades de su divina actividad.

Salon Studios y Deuce Films pretenden enseñar al mundo cómo viven y cómo cocinan las monjas de la marihuana en su documental, siempre siguiendo los ciclos lunares, y bendiciendo cada producto con una oración . Porque ellas practican un “activismo compasivo” y quieren ser el puente entre la naturaleza y las personas que sufren .

 

Autor entrada: Redaction

Redaction

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *