Hawai resuelve las barreras bancarias en la industria del cannabis

Uno de los principales problemas que se encuentran los países y estados que regulan el cannabis en América, como Hawai, es que mientras que la regulación estatal libera el cannabis de sus ataduras, las leyes federales siguen manteniéndola dentro de su lista negra de drogas, impidiendo así que los bancos y sus métodos tradicionales puedan formar parte de la industria cannabica.

Por supuesto, esto paraliza el desarrollo y la aplicación de regulaciones que en su día pretendían facilitar el camino al cannabis medicinal y recreativo. En Hawai, por ejemplo, el cannabis medicinal es legal desde hace 17 años, sin embargo, hasta ahora la barrera de las leyes federales ha dejado la industria del cannabis paralizada. Miles de pacientes tuvieron que esperar hasta el pasado 2015 que se legalizaran los dispensarios para el cannabis, pero abrir una cuenta bancaria o realizar pagos para estos locales se convirtió en todo un reto.

 

Dos grandes compañías del sector bancario, Safe Harbor Private Banking y CanPay, han anunciado una fusión que resolverá los problemas de financiación de los negocios cannabicos en el país. Por primera vez en la historia, abogados y bancos trabajarán codo con codo con los dispensadores de cannabis para crear un programa estatal estable que les permita realizar transacciones y pagos con total seguridad y confianza, superando las barreras con las que hasta ahora se encontraban en los bancos federales.

La compañía ha declarado que hasta ahora no ha existido un verdadero acceso  a la banca por parte de la industria del cannabis, lo que ha creado un mercado inestable e inseguro pese a su regulación. “Trabajamos a mano con oficiales, reguladores, propietarios de locales en el negocio del cannabis y la Hawaiian Educational Association for Therapeutic Healthcare para asegurar un acceso seguro y de confianza a las transacciones bancarias que necesita”, han declarado desde las compañías.

 

 

 

Autor entrada: Redaction

Redaction

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *