Eaze, el servicio de cannabis a domicilio

Eaze, el servicio de cannabis a domicilio

Eaze o Uber for weed es un servicio de reparto de cannabis a domicilio y una plataforma de tecnología con sede en California. Esta start-up comenzó su actividad con una financiación de 24,5 millones de dólares por parte de sus inversores, constituyéndose así como el proyecto más financiado de la historia en el sector. Esta forma de comprar es tan sencilla y cómoda que ya se ha puesto de moda entre los usuarios californianos.

No hay ningún misterio en su funcionamiento. El usuario interesado en hacer sus compras solo tiene que abrir la web de Eaze, introducir su dirección (que esté en el área de California donde reparten, claro. Está disponible en más de 100 ciudades) y elegir entre los muchos productos que ofrecen. Vaporizadores, comestibles, gotas, tópicos, cigarrillos, cogollos, concentrados y accesorios. La marca te asegura que todo lo que venden es de alta calidad y está probado en un laboratorio.

Eaze, el servicio de cannabis a domicilio

Solo tienes que elegir lo que quieres y un coche Uber se dirigirá a tu domicilio en menos de 20 minutos. Mientras llega o no puedes hacer un seguimiento, como con cualquier paquete postal. Cuando el conductor de tu coche esté llegando, recibirás un mensaje de texto y en unos minutos podrás reunirte con él en la puerta de tu casa. Es imprescindible que la persona que realiza un pedido a través de Uber for weed sea poseedora de su tarjeta de marihuana medicinal. Si el usuario no tiene una en Eaze, te la hacen por teléfono en 10 minutos.

En la tienda te aconsejan según los efectos que vayas buscando. “La sativa te proporciona efectos estimulantes y cerebrales. Ideal para uso diurno y activo”. “Las índicas te relajan y alivian los efectos del estrés. Ideal para uso nocturno o fin de semana”. También hay híbridas, que prometen una experiencia equilibrada y productos con CBD, que reducen el dolor, la inflamación, la ansiedad y aportan mínimos efectos psicoactivos.

Esta revolucionaria aplicación, que nos recuerda un poco a la serie británica de ciencia ficción sobre tecnología Black Mirror, está disponible solo en algunos lugares de California. Aunque parece posible que se extienda a escala nacional. Este tipo de inversores y start-ups comienzan a proliferar a medida que se van incrementando las oportunidades para una legalización más generalizada en todo el país.

Eaze, el servicio de cannabis a domicilio

Lo interesante de Uber for weed es que ha utilizado los datos de los 250.00 usuarios en su plataforma y 5.000 encuestados para generar un informe anual, “State of cannabis”, que explora las tendencias demográficas de los consumidores y sus comportamientos de compra. Debido a la amplia muestra que utilizan está considerado como uno de los informes más fiables, pero no refleja los hábitos de los consumidores fuera de California.

Algunas de las conclusiones a las que han llegado es que ya no es tendencia la compra de cogollos, que del 75% en 2015 pasó al 54% en 2016.  Como existe una tecnología cada vez más sofisticada, los usuarios prefieren comprar vaporizadores. Los productos que contienen cannabidiol aumentaron su demanda un 38% en 2016. Su éxito se debe a sus propiedades médicas y antiinflamatorias y son muy demandados, ya sean comestibles o fumados.

Más datos interesantes son que una de cada tres personas en Eaze son mujeres y que las personas nacidas entre 1946 y 1964, conocidas como la generación baby boom, son usuarios que crecen cada año, ya que gastan un 36% más en marihuana que los millennials en un mes.

Autor entrada: Laura Rueda

Laura Rueda
Desde que tengo uso de razón anoto relatos y crónicas cotidianas en libretas. Tal vez por eso estudié periodismo, porque creo que hay historias que pueden marcar la diferencia y son esas las que me gusta contar. Me interesan la cultura, el arte, el feminismo, el activismo social. Desde hace varios años escribo sobre libertades, centrándome en el movimiento cannábico, entre otras cosas. Otra comunicación es posible y necesaria para el cambio. Me gustaría aportar mi voz a esta necesaria causa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *