17 millones de franceses han probado alguna vez el cannabis

El Observatorio Francés de las Drogas y de las Toxicomanías (OFDT) da a conocer la séptima edición del informe “Drogas, cifras clave 2017”. Una publicación de ocho páginas que reúne los números más recientes y pertinentes para cuantificar y describir el fenómeno de las sustancias psicoactivas en Francia: consumo, contexto, tráfico, consecuencias sanitarias y penales.

Ayer, lunes 26 de junio, era el día internacional contra el abuso y el tráfico de drogas. Una fecha clave elegida ex profeso por el OFDT para publicar la versión más actualizada sobre el uso de cannabis, cocaína, MDMA/éxtasis, nuevos productos de síntesis, heroína y opiáceos.

A pesar de que el fácil acceso de los jóvenes al cannabis suele ser el argumento preferido de los opositores a la legalización o despenalización, el estudio demuestra claramente que son las drogas legales (tabaco y alcohol, por ese orden) las preferidas entre los adolescentes franceses.

Uso cannabis Francia

En el caso del cannabis, las cifras arrojadas por este informe son muy esclarecedoras de la situación en Francia. Entre 16,5 y 17,5 millones de franceses han “experimentado” con el cannabis, lo que quiere decir que lo han probado al menos una vez en su vida. De estos 17 millones de media, hay 5 millones que lo han probado durante el último año (“uso actual”) y 1,4 millones que se consideran “usuarios habituales” ya que declaran consumir al menos 10 veces al mes. Los consumidores cotidianos de cannabis, considerados como “dependientes”, ascienden a 700.000 según este informe.

Esta edición 2017 del estudio “Drogas, cifras clave 2017” del OFDT incluye también las cifras de varias encuestas recientes entre las que están la última encuesta internacional “European School Project Alcohol and other Drugs (ESPAD)” que compara los usos de los adolescentes escolarizados de 16 años en Europa.

El informe publicado ayer incluye también los datos de consumo de tabaco y de cannabis en adultos extraídos del Barómetro 2016 de la Sanidad Pública francesa. Asimismo, la publicación se hace eco de las primeras cifras de la encuesta ENA-CAARUD llevada a cabo en 2015 por el OFDT, con respecto a los usuarios de los centros de acogida y de acompañamiento a la reducción de riesgos para usuarios de drogas.

Uso cannabis Francia

Cifras clave del consumo del cannabis en Francia

  • 17 millones de personas han probado el cannabis en Francia frente a 47 millones (alcohol) y 38 millones (tabaco).
  • 700.000 franceses consumen diariamente cannabis frente a 14 millones que consumen tabaco y 5 millones que consumen alcohol, estas dos últimas “drogas legales”.
  • El 42% de los adultos franceses de entre 18 y 64 años experimentaron con cannabis y el 11 % son “usuarios actuales” (lo han probado durante el último año).
  • El 48% de los jóvenes de 17 años experimentaron con cannabis y el 9% de ellos son fumadores regulares (al menos 10 veces a lo largo de un mes).
  • En 2015, los jóvenes franceses de 16 años consumían más a menudo cannabis que otros europeos de la misma edad (primera posición de 35 países en el uso de cannabis al mes).
  • Se considera uso problemático o dependencia para el 2% de los 18-64 años y el 8% de los 17 años.
  • 71 toneladas de cannabis han sido embargadas, entre las que se encuentran 18 toneladas de hierba (2016).
  • 126.400 plantas embargadas en 2016 frente a 154.000 en 2015.
  • 7 euros por un gramo de hachís.
  • 11 euros por un gramo de hierba.
  • El número anual de defunciones por consecuencia de un accidente de carretera imputable al cannabis se estimaba, a finales de los años 2000, entre 175 y 190.
  • Una veintena de defunciones vinculadas a la toxicidad cardiovascular del cannabis ha sido señalada en 2014.

El autocultivo en aumento

El mercado de la marihuana en Francia es extremadamente dinámico, como lo atestigua el número de incautaciones que alcanzaron un récord histórico en 2016. A pesar de que el embargo de plantas tiende a la baja, se mantiene según la OFDT “en un nivel elevado”.

En 2010, el 2 % de las personas de entre 18 y 64 años (80.000 personas) que habían consumido cannabis en el año, declaraban conseguir su cannabis únicamente por el autocultivo. Por otro lado, el aumento de los embargos de plantas desde 2010 demuestra la implantación de una cultura del cannabis a gran escala incluyendo plantaciones controladas por estructuras que dependen del crimen organizado.

En la actualidad, la tendencia va en aumento en el caso de cultivos comerciales mantenidos por individuos aislados en busca de beneficios. Esta progresión al alza parece explicarse por la subida del precio medio del gramo de resina de cannabis desde 2011. El fenómeno es similar para la hierba, cuyo precio por gramo no ha dejado de incrementarse desde 2006.

Algunas cifras representativas del consumo de otras drogas en Francia:

Alcohol:

  • 11,9 litros de alcohol puro por habitante de 15 años o más. Esta cantidad equivale a una media de cerca de dos vasos y medio de alcohol al día y por habitante de 15 años o más.
  • 10% de consumidores diarios entre los 18-75 años.
  • 12% de consumidores regulares (al menos 3 veces por semana) entre los jóvenes de 17 años.
  • El 49% de los jóvenes de 17 años, o lo que es lo mismo, casi uno de cada dos declaran una API (alcoholización puntual importante) durante el mes.
  • Consumos considerados de riesgo para el 8% de los franceses entre 18-75 años, es decir 3,4 millones de personas.
  • 49.000 franceses mueren al año a causa del alcoholismo.

Tabaco:

  • El 29 % de los adultos de 18 a 75 años y el 32% de los adolescentes de 17 años son fumadores cotidianos.
  • 73.000 defunciones anuales son atribuibles al tabaco en Francia.
  • El coste social del tabaco se estima en 120 mil millones de euros.

Cocaína:

  • El 5,6% de los adultos franceses han probado la cocaína alguna vez en su vida.
  • El 1,1% son usuarios actuales (han consumido durante el último año).
  • El 3,2% de los jóvenes de 17 años han probado la cocaína.
  • El gramo de cocaína cuesta 84 euros.

Post Author: María Olalla

María Olalla
Corresponsal de YWS en Francia. Soy periodista por vocación, por convicción y por amor a las letras. Llegué al sector cannábico hace 5 años gracias a un afortunado giro del destino. Desde entonces no he parado de aprender. Presto mi pluma, mi conciencia y mi "savoir-faire" a esta causa pues creo firmemente que en ella habita el germen de la libertad individual y de la construcción de una sociedad alternativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *